Innovación sin tregua en el ‘retail’: ahora con la realidad aumentada

Innovación sin tregua en el ‘retail’: ahora con la realidad aumentada

Con el avance de las nuevas tecnologías y el crecimiento del e-commerce, los procesos y hábitos de compra están cambiando a gran velocidad. Todo esto ha provocado que el mundo del retail esté viviendo una transformación en su modelo de negocio, donde la innovación es una condición sine qua non para afrontar los nuevos retos y responder a las demandas de unos consumidores cada vez más informados, hiperconectados y que piden una experiencia de compra personalizada y adaptada al siglo XXI.

Dicha innovación no se limita a la creación o modificación de productos y su introducción en el mercado, sino que también abarca la manera de diseñar, fabricar, distribuir, promocionar, vender y comprar. Es decir, afecta a todo el proceso que va desde la cadena de suministro hasta el momento de la compra, y al mismo tiempo es clave adaptarse contando con una estrategia omnicanal, la cual integre el mundo de la tienda online con el de las tiendas físicas.

En esta transformación, aparecen nuevos conceptos como la inteligencia artificial, la robótica, el Internet de las Cosas (IoT), el big data y la realidad aumentada. Pero el cambio y el constante avance de las nuevas tecnologías también implica la aparición de nuevos elementos (redes sociales, smartphones, apps, drones, espejos inteligentes,…)

En el sector del retail textil, al mismo tiempo que se produce esta transformación para adaptarse a los nuevos procesos de compra y demandas de los clientes, hay que tener en cuenta el fenómeno del fast fashion. Este está basado en la rapidez de entrega y en el recambio de stocks (tanto mercancías que se tienen en depósito -reservas- como cantidades disponibles para el futuro -existencias-).

La innovación en el sector cuenta con un nuevo soporte: la realidad aumentada. Algunos expertos ya hablan de que la realidad aumentada acabará convirtiéndose en un nuevo canal de compra para los consumidores en un periodo máximo de cinco años.

 

Fuente:Diario Hispanidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *